Ellos nunca lo harían

Miércoles, 2 de febrero de 2011

Gloria Sánchez Castrillo

(Responsable de producto del Área Penal de Lex Nova)

Si el romántico de Lord Byron levantase la cabeza se sentiría orgulloso al contemplar cómo hoy, casi doscientos años después de su famosa frase, Cuanto más conozco a los hombres, más quiero a mi perro, maltratar a un animal es delito.

Con la reforma de la Ley 5/2010, se reconoce a los animales como titulares de derechos; es decir, los animales se protegen penalmente.

La reforma del Código Penal supone el mayor paso adelante en protección animal de los últimos años; tanto, que en cifras se calcula que las causas judiciales por estos delitos aumentarán en un 300%.

El reformado artículo 337 señala: “El que por cualquier medio o procedimiento maltrate injustificadamente a un animal doméstico o amansado, causándole la muerte o lesiones que menoscaben gravemente su salud, será castigado con la pena de tres meses a un año de prisión e inhabilitación especial de uno a tres años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales”.

Requisitos

  • Que haya un maltrato.

Se entiende que físico o psíquico. También cabe incluir la comisión por omisión; dejar de alimentar a un animal o abandonarlo, por ejemplo, dentro de un coche y al sol, se considera maltrato.

  • Que ese maltrato sea injustificado.

Otra cosa es que uno se defienda de un ataque de un pitbull, porque sería un estado de necesidad.

  • Que se realice empleando cualquier medio o procedimiento.
  • Que el animal maltratado sea doméstico o amansado.

Es decir, ni bravío, ni fiero, ni silvestre, ni salvaje.

¿Y si mi vecino no da de comer a su iguana? ¿Irá a la cárcel? El animalillo no es doméstico, pero vive en familia … ¿hay aquí maltrato?

¿Y los animales salvajes, pero amansados? Los amantes de la equitación suelen decir que de un caballo no te caes, te tira…

  • Que el resultado sea la muerte o se causen lesiones que menoscaben gravemente la salud del animal.

Es decir, una relación de causalidad entre el maltrato y el resultado muerte, ¿qué pasa si se le maltrata, pero se muere de una enfermedad que ya tenía?

Lo más llamativo del delito de maltrato animal es que con la reforma del 2010 se suprime el ensañamiento. Desde el 23 de diciembre del pasado año el ensañamiento ya no servirá para distinguir esta figura delictiva de la falta del artículo 632.2 del Código Penal.

Ahora la diferencia estará en el resultado: un maltrato injustificado con resultado muerte o lesiones graves es delito; un maltrato cruel con lesiones no graves o sin lesiones, es falta.

Una reforma necesaria y aplaudida especialmente por un gran colectivo de los que se consideran amantes de los animales.

Ya sabe, sea cuidadoso con los animales, y recuerde que desde ahora por maltratar a un animal le pueden caer, por ejemplo,  seis meses de prisión (entre tres meses a un año de prisión); qué curioso… la misma pena destinada a quien cometa un delito de torturas u otros delitos contra la integridad moral, del artículo 173.2 (entre seis meses a tres años de prisión).

Estaba pensando… ¿y el principio de proporcionalidad?

Delitos contra el medio ambiente y los animales, Nuevos delitos, Opinión

  1. Ricardo Adrian Medina S.
    Martes, 8 de noviembre de 2011 a las 03:36 | #1

    Hola que tal:
    Estudio sobre el equivalente del delito en los animales, y aún quedan dudas, pero más que ninguna me interesa saber si se originó esta ley aqui en México y en que estado.

    • Gloria Sánchez Castrillo
      Martes, 8 de noviembre de 2011 a las 09:13 | #2

      Buenos días. Las referencias legislativas que se hacen al analizar el delito de maltrato animal se refieren a la legislación española, en este caso al Código Penal y a su última reforma aprobada por la Ley Orgánica 5/2010. Muchas gracias.

  2. Sergio
    Martes, 17 de enero de 2012 a las 04:57 | #3

    Hola. Estudio Derecho, y creo que tienes cierta razón en la apreciacion final sobre el principio de proporcionalidad. Pero también es cierto que el CP está plagado de este tipo de “desproporciones”. Además, eso no le quita acierto a la pena establecida para el maltrato animal, porque para determinar el acierto o no de la misma habría que responder a la siguiente pregunta subjetiva: ¿Es más importante la vida o integridad física de un ser vivo que la de otro?. Esa es, al menos mi opinión. Un saludo.

    • Gloria Sánchez Castrillo
      Martes, 17 de enero de 2012 a las 08:28 | #4

      Muchas gracias Sergio por su comentario. Por supuesto, y como punto de partida, es cierto que no se trata de hacer una comparativa entre las penas a imponer en función de si los malos tratos son contra personas o contra animales, sin embargo sí creo que en casos muy concretos, tenemos ejemplos recientes en los medios de comunicación, a uno le queda la sensación de que la pena a imponer debería haber sido mucho mayor.

  3. Sergio
    Miércoles, 8 de febrero de 2012 a las 02:14 | #5

    Muy cierto. ¡Felicidades por este magnifico post!

    • Gloria Sánchez Castrillo
      Miércoles, 8 de febrero de 2012 a las 07:50 | #6

      Sergio, muchas gracias por su felicitación.

  4. Sábado, 10 de marzo de 2012 a las 18:15 | #7

    la información de tu blog es muy interesante

    • Gloria Sánchez Castrillo
      Lunes, 12 de marzo de 2012 a las 08:37 | #8

      Muchas gracias.

*